¿Cómo se instrumenta la reunificación de deudas?

Cuando uno busca reunificar deudas llamada comúnmente como reunificacón de deudas generalmente el objetivo principal siempre es el de reducir la cuota por los préstamos que ya tiene firmados, ahora, como veremos a continuación no tiene porque hacerse siempre para reunificar préstamos rápidos, también sirve para reunificar otras deudas no financieras.

El objetivo no es otro que informarte para que llegado el caso y necesites una reunificación tengas las ideas básicas claras y así puedas obtener el préstamo que tu economía necesita. Espero que sea de vuestro interes, dicho esto empezamos con la explicación.
Reunificación de deudas y su utilidad

Como hemos dicho antes la finalidad principal del proceso de reunificación es el de reunificar/agrupar todos los préstamos/deudas que pudiera tener el cliente con el objetivo de reducir la cuota mensual que está pagando y de esa manera conseguir un ahorro.

Lo habitual es que un cliente se empiece a plantear la posibilidad de la reunificación cuando se da cuenta que la suma de las cuotas de todos sus préstamos es excesiva para él, y teniendo en cuenta que suele tener varios préstamos de diferentes entidades financieras y además estos no se pueden negociar tras su aprobación y firma si quiere conseguir un ahorro en la cuota la mejor opción siempre pasara por la reunificación.

También hay que decir que no siempre se hace para reunificar prestamos, es decir, en ocasiones el cliente necesita un dinero para cancelar otras deudas que puede tener (una empresa por ejemplo puede tener deudas con proveedores, hacienda, seguridad social) en consecuencia este producto financiero también puede ser interesante para ello siempre y cuando lo empleen de la manera correcta.

No obstante, hay que dejar claro que para ser un proceso útil el de la reunificación de deudas el cliente que lo solicita debe tener préstamos cuyo coste sea superior al del nuevo préstamo con el cual pretende cancelar los otros. De nada sirve la reunificación de deudas si el coste y la cuota que obtiene el cliente es la misma o incluso superior a la que tenia con los préstamos individuales.

Por suerte para el cliente esto no suele pasar, lo normal es que el cliente intenta reunificar préstamos rápidos o préstamos de dinero rápido los cuales suelen tener un coste por encima de la media al ser préstamos fáciles de conseguir (minicréditos, préstamos personales, tarjetas de crédito) haciendo fácil por tanto un ahorro en la cuota a través de la reunificación.

Por otro lado, hay que mencionar también el hecho de que hay clientes que buscan la reunificación no tanto por ahorrar sino sobre todo porque quieren tener un solo préstamo en lugar de los 3-4-5 que suelen tener, cada uno de ellos con una cuenta asociada, unas cuotas diferentes… Pasando todos esos préstamos a uno solo lo que consiguen es que sea mas fácil gestionar sus pagos.
Reunificación de deudas y sus requisitos:

Si pensamos que el préstamo reunificación de deudas es un crédito con pocos requisitos estamos en un error. Lo primero que hay que entender es que la reunificación de deudas es realmente otro préstamo lo que pasa es que vosotros como clientes no recibís ningún dinero, la financiación se utiliza para cancelar los otros préstamos/deudas que ya tenéis.

Esto significa que la financiera que tramita el nuevo préstamo hace su análisis de viabilidad, estudio..para ver si la operación puede aprobarse.

Hablando de requisitos el principal requisito de este préstamo es que el cliente cuente con algún aval en forma de inmueble. (Avales como vehículos no sirven en la reunificación)

Sobre vehículos y otros avales no suele tramitarse la operación ya que no es suficiente garantía, además, teniendo en cuenta que estas operaciones de financiación se suelen instrumentar en el largo plazo tenemos que entender que se necesite un aval con un valor suficiente y sin posibilidad de depreciación como si pasa con los préstamos sobre vehículos.

Si quieres tramitar una reunificación de deudas a través de un préstamo personal no te lo recomendamos por varias razones. La primera de todas es porque las posibilidades que obtengas un préstamo personal para reunificar/agrupar tus otros préstamo es mínima,

¿Por qué? Porque ya tienes un nivel de endeudamiento elevado (si no seguramente no buscarías una reunificación) y lo primero que se hace en los préstamos personales aparte de mirar si el cliente esta incluido en algún registro de morosidad es la cirbe en la cual se analiza el nivel de deudas que tiene la persona.

En segundo lugar te lo decimos porque aquel cliente que pretende ahorrar por la vía del personal solo lo conseguirá en caso de que sus otros préstamos tengan unos costes muy por encima de los habituales. A no ser que tengas tarjetas de crédito y préstamos con un coste elevado no creo que te salga rentable pasarlo todos a otro préstamo personal, y eso si tienes la suerte de que te aprueben el crédito.

¿Cómo se instrumenta la reunificación de deudas?

Normalmente se instrumenta a través de la hipoteca. Aquí tenemos dos posibilidades, buscar una hipoteca bancaria(tienes más requisitos pero menos coste) o acudir directamente en búsqueda de una hipoteca privada la cual es justo lo contrario, menos requisitos pero más coste. Dependiendo de nuestra situación escogeremos una opción u otra.